Cuidado: qué comemos cuando viajamos

A la hora de viajar solemos prestar mayor atención en la calidad y variedad de lo que ingerimos. Solemos acentuar el cuidado cuando estamos fuera de casa y no somos nosotros los que compramos lo ingredientes y cocinamos nuestros propios platos. Es un punto importante de preocupación que afecta mucho a los turistas, el hecho de asegurarse de la salubridad, el origen y los procesos de lo que se vaya a consumir.

El hincapié en este punto no es tanto por cuidar la silueta sino por miedo a que alguno de los alimentos no esté en buen estado. Incluso últimamente se ha puesto de moda encontrar propuestas turísticas basadas en circuitos gastronómicos y estas son muy consumidas por los viajeros.

Es muy común que durante las temporadas altas proliferan las propuestas, los puestos y locales gastronómicos solamente por ese periodo, algunos sin mucha experiencia e incluso la mayoría no pasan por controles bromatológicos. Tuvimos la oportunidad de conversar con empresarios gastronómicos de Mastercook que nos explican cuán rigurosas deberían ser las inspecciones de calidad cuando nos referimos a consumo de alimentos.

Todos estos son espacios gastronómicos en su mayoría temporarios que se instalan con mucha rapidez y en muchos casos en forma precaria algunos solo para venta de productos alimenticios y otros cocinan y sirven ahí mismo. Son locales que al final de la temporada se desmantelan y desaparecen con la misma rapidez con las que fueron montados. Todas estas cuestiones ponen en tela de juicio la calidad de los alimentos que sirven, los procedimientos de manipulación, las condiciones de conservación, la higiene de las instalaciones. Como resultado potencial peligro para los consumidores. Es muy usual escuchar que viajeros contraen ciertas infecciones estomacales producto de la ingesta de comidas y/o bebidas en mal estado.

Mastercook, la empresa con la que pudimos dialogar acerca de las garantías de calidad y salubridad de alimentos, nos compartió algunos consejos a tener en cuenta a la hora de comer, comprar y consumir comidas y bebidas. Los expertos de esta empresa argentina que ofrece servicios como los que podés ver en el siguiente link http://www.mastercook.com.ar/servicio-viandas, sugieren las siguientes recomendaciones a tomar en cuenta y recordar estando fuera de casa o de viaje.

Los alimentos a consumir deben estar bien cocidos y los crudos comprobar que estén bien lavados. De elegir algún alimento crudo preferentemente que sea fruta o verdura y que no esté previamente cortada ni pelada. No comprar alimentos que hayan estado a simple vista expuestos a altas temperaturas bajo los rayos del sol, ni productos que no contengan etiquetas ni fechas de elaboración y vencimiento. Tomar bebidas envasadas y cerradas que hayan sido enfriadas en refrigeradores. No utilice hielo adicional en las bebidas, nadie puede garantizar que el agua con el que esté hecho el hielo sea potable. Y por supuesto no consumir agua que no sea mineral, nunca y en ningún lugar es recomendable ingerir agua directamente de las canillas.

Todos estos consejos sumados a los hábitos comunes como el lavado de manos antes de las comidas asegurará una buena experiencia durante el viaje y evitará contratiempos inoportunos.