Cómo recuperar el estado de la piel después de las vacaciones.

Llega un momento del año en el que el cuerpo ya no aguanta más la rutina de todos los días y pide unas vacaciones. Ese momento es ideal para desconectarse del mundo, disfrutar de la vida de turista y no pensar mucho en las cosas que hay que hacer al regreso. Algunas investigaciones indican que las vacaciones no deberían ni largas ni costosas. La mejor manera de aprovechar este tiempo de ocio es ir al campo o tomar unos días de descanso para apreciar las maravillas de la naturaleza. Lamentablemente, muchos de las cosas que nos hacen disfrutar de ese descanso como el viento, el clima de montaña, las exposición prolongada al sol y el cloro presente en el agua de la pileta son agentes que dejan secuelas en la piel y pueden llevar a un envejecimiento prematuro del cutis.

Expertos indican que una persona que no tomó los recaudos necesarios para proteger la piel (como ser bloqueador solar o no utilizar cremas humectantes) pueden dar paso al foto-envejecimiento, el cual exhibe una descamación en la capa córnea, sequedad en la piel y un color pardo tirando al gris en la epidermis. También es posible que se sumen alguna arrugas en cutis facial por efecto de los rayos UV.

Sería ridículo pensar en que alguien tenga que sacrificar un viaje por estos inconvenientes. Es por eso que existen lugares especializados como el Salón de Estética Probella en el cual se realizan tratamientos para volver a recuperar la tersidad de la piel y combatir aquellos inevitables problemas en el cutis que se empiezan a ver cuando uno ya está de regreso en casa.

La manera más sencilla de combatir estos estragos de la piel en la constante higienización y humectación de la piel. Esto también va a ayudar a que el tratamiento que se elija sea mucho más efectivo. También se recomiendan algunos tratamientos exfoliantes, peelings superficiales o mediante la quimioexfoliación para eliminar las capas de piel afectadas por las actividades vacacionales.

Hoy en día existe una tecnología medicinal que se llama Melanoblok, un tratamiento que puede servir para decolorar secuelas del acné, manchas generadas por la exposición al Sol y cicatrices híper pigmentadas. Actúa sobre unas células llamadas Melanocitos que son las que producen la formación de estas manchas y se puede aplicar en casi todo el cuerpo. La única recomendación que se hace es no estar bajo el sol directo durante la duración de este tratamiento, como en muchos otros casos en la dermatología o estética. No todas las prácticas referidas a la piel están prohibidas en meses donde hay mucha exposición del sol. Tanto el tratamiento de implante capilar como el peeling con punta de diamantes pueden realizarse en cualquier época del año sin efectos secundarios.

Otro de los tratamientos elegidos para tratar pieles con falta de tonicidad o con fotoenvejecimiento es la Electroporación, un método relativamente que se realiza gracias a un equipo especial y permite eliminar los problemas de piel que mencionamos desde el inicio del artículo.