Con este método estético si llegás a las vacas de verano

Dejar de cuidarnos después de las vacaciones de verano es una constante que se acentúa con la vuelta a la rutina de las actividades del año y se profundiza con los meses de invierno cuando por razones de comportamiento biológico elegimos consumir comidas más calóricas y evitamos a toda costa el ejercicio, cuestión que deriva lógicamente en sedentarismo y kilos de más que no se eliminan con dieta ni actividad. Y que sumados a otros que ya traíamos acumulados de años, engrosan aún más la figura. Así, llegar en forma a los primeros calorcitos que obligan a mostrar poca ropa se vuelve casi imposible y, de solo pensarlo, nos frustra.

No podemos hacer mucho contra la biología ni hombres ni mujeres, pero siempre podemos intentar no seguir potenciando el problema mejorando el estilo de vida evitando el consumo masivo de carbohidratos y grasas nocivas, e incrementando la actividad física. Y si ves que con eso no alcanza para lucir sin complejos la malla en época de playa, una ayuda extra es deshacerte de la grasa rebelde localizada en consultorio con el método de la lipoescultura, el mejor plan para llegar con el físico que querés. Y esta es la época ideal del año para empezarlo porque en general se ven resultados notorios a los tres meses de realizado.

Resultado de imagen para lipoescultura

La grasa acumulada en el cuerpo es un problema universal que afecta a jovencitas, maduras, flacas y rellenitas por igual a lo largo de la vida, y su aparición mucho tiene que ver con factores y hábitos de descuido que mencionábamos antes y algunos otros hereditarios y hormonales. El resultado: alteración estética visible del contorno de la piel.

Y sería terrible perderte unas vacaciones soñadas luciendo una silueta espectacular por no saber que existen lugares como https://www.dremilianoalvarez.com/ que como especialistas en estética y cuidado de la piel mejoran ampliamente el aspecto de las áreas difíciles de forma permanente. Una opción muy utilizada por gente de todas las edades que buscan un método específico y de vanguardia para esas áreas rebeldes del cuerpo que les garantice un resultado efectivo, armonioso y también realista, que redefina sus proporciones.

¿De qué se tratan estas sesiones de liposucción? es una técnica quirúrgica revolucionaria que aspira, modela y redelinea las áreas con adiposidad localizada en personas sin sobrepeso, como abdomen, papada, brazos, nalgas, rodillas, caderas, muslos y espalda, pudiendo reducir varios centímetros y siendo complementada con aparatología específica, a veces otras técnicas y dieta balanceada y movimiento.

Se realiza en el quirófano, previa consulta con el médico cirujano que evalúa el estado general del paciente, realiza estudios y evacua todas las dudas, empleando una cánula unida a un lipoaspirador. Una vez finalizado, se pone una faja de compresión en el área tratada y se perfecciona luego con drenaje linfático. Los puntos se sacan unos 10 días después y en ese periodo pueden verse algunos hematomas típicos del procedimiento.