Turismo Virtual ¿Una nueva manera de viajar?

Las telecomunicaciones, nuestra manera de relacionarnos y nuestro día a día se ven afectados por los avances tecnológicos que moldearon esta era de la humanidad. Existen nuevas maneras de hacer negocio sin la necesidad de salir de casa. Es por eso que las empresas de transporte y delivery que se piden con sólo entrar en una app son los modelos de negocio más exitoso de la última década.

Hay personas que están convencidas que una de las tendencias en el futuro cercano va a tener que ver con el “turismo virtual” donde los usuarios puedan tener una experiencia inolvidable sin haber abierto la puerta de la casa.

El concepto de Realidad Virtual comenzó a utilizarse desde desde hace 50 años. En un primer momento, su uso estaba limitado a la medicina, la simulación de vuelo, el entrenamiento militar y el diseño industrial automotriz. No fue hasta el boom del entretenimiento digital de la década del ‘90 cuando se empezó a utilizar para entretenimiento. Las limitaciones técnicas de la época no daban una sensación de realismo, sino que creaban un universo ficticio en el cual el usuario era el protagonista. En 2010, la aparición del primer prototipo del Oculus Rift tomo a un mercado acostumbrado al uso, desuso y necesidad de reparación de monitores y volvió a reintroducir a los viejos cascos de VR de una manera más estéticamente agradable. Tan sólo por eso, el público de consumo masivo volvió a interesarse en las posibilidades de un visor de realidad virtual. Este renacimiento permitió expandir y mejorar la experiencia, permitiendo el desarrollo de videojuegos, videos interactivos o aplicaciones que pudieran aprovechar al máximo estos dispositivos.

El mercado del turismo virtual no va a destruir al tradicional por una sóla razón: se trata de una experiencia no de una vacación real. La verdadera fortaleza de esta tecnología está en la posibilidad de generar interés por ciertos destinos de una manera diferente, otorgando un pantallazo de algunas de los puntos más importantes o las actividades que tiene una ciudad. Dándole la posibilidad al cliente de que haga una breve visita, es posible que se vendan muchos más pasajes y alojamientos para ese destino.

El uso personal del “turismo virtual” podría ser interesante, pero no deja de ser un par de lente de realidad virtual conectados a una computadora. Un error del programa puede dejarte sin pasear por París y teniendo que llamar al técnico de PC. Del mismo modo, la posibilidad de hacer “escapadas” es un método en el cual alguien puede relajarse sin salir de la rutina, generando expectativa por conocer el lugar real.

Actualmente existen empresas que proveen servicios de VR para empresas, con el cual pueden mostrar destinos y ayudar con la venta de paquetes turísticos. De seguir creciendo este segmento del mercado, no sería extraño pensar que en unos años existan agencias de turismo virtual que vendan la oportunidad de conocer un destino con un alquiler por minuto. ¿Será parte del futuro del turismo? Habrá que esperar y ver como se sigue desarrollando esta tecnología.

Cómo recuperar el estado de la piel después de las vacaciones.

Llega un momento del año en el que el cuerpo ya no aguanta más la rutina de todos los días y pide unas vacaciones. Ese momento es ideal para desconectarse del mundo, disfrutar de la vida de turista y no pensar mucho en las cosas que hay que hacer al regreso. Algunas investigaciones indican que las vacaciones no deberían ni largas ni costosas. La mejor manera de aprovechar este tiempo de ocio es ir al campo o tomar unos días de descanso para apreciar las maravillas de la naturaleza. Lamentablemente, muchos de las cosas que nos hacen disfrutar de ese descanso como el viento, el clima de montaña, las exposición prolongada al sol y el cloro presente en el agua de la pileta son agentes que dejan secuelas en la piel y pueden llevar a un envejecimiento prematuro del cutis.

Expertos indican que una persona que no tomó los recaudos necesarios para proteger la piel (como ser bloqueador solar o no utilizar cremas humectantes) pueden dar paso al foto-envejecimiento, el cual exhibe una descamación en la capa córnea, sequedad en la piel y un color pardo tirando al gris en la epidermis. También es posible que se sumen alguna arrugas en cutis facial por efecto de los rayos UV.

Sería ridículo pensar en que alguien tenga que sacrificar un viaje por estos inconvenientes. Es por eso que existen lugares especializados como el Salón de Estética Probella en el cual se realizan tratamientos para volver a recuperar la tersidad de la piel y combatir aquellos inevitables problemas en el cutis que se empiezan a ver cuando uno ya está de regreso en casa.

La manera más sencilla de combatir estos estragos de la piel en la constante higienización y humectación de la piel. Esto también va a ayudar a que el tratamiento que se elija sea mucho más efectivo. También se recomiendan algunos tratamientos exfoliantes, peelings superficiales o mediante la quimioexfoliación para eliminar las capas de piel afectadas por las actividades vacacionales.

Hoy en día existe una tecnología medicinal que se llama Melanoblok, un tratamiento que puede servir para decolorar secuelas del acné, manchas generadas por la exposición al Sol y cicatrices híper pigmentadas. Actúa sobre unas células llamadas Melanocitos que son las que producen la formación de estas manchas y se puede aplicar en casi todo el cuerpo. La única recomendación que se hace es no estar bajo el sol directo durante la duración de este tratamiento, como en muchos otros casos en la dermatología o estética. No todas las prácticas referidas a la piel están prohibidas en meses donde hay mucha exposición del sol. Tanto el tratamiento de implante capilar como el peeling con punta de diamantes pueden realizarse en cualquier época del año sin efectos secundarios.

Otro de los tratamientos elegidos para tratar pieles con falta de tonicidad o con fotoenvejecimiento es la Electroporación, un método relativamente que se realiza gracias a un equipo especial y permite eliminar los problemas de piel que mencionamos desde el inicio del artículo.

Por qué la ciudad de Buenos Aires es el lugar perfecto para organizar un evento

La ciudad de Buenos Aires no solo es grande en tamaño, sino que se destaca en Latinoamérica y en el mundo por diferentes características que la describen de manera muy definida. En primer lugar, muchos de sus barrios nos ofrecen una arquitectura maravillosa, que con solo visitarlos podemos conocer un poco más de la historia de la ciudad.

Además, Buenos Aires es una ciudad de la cultura, el turismo y la diversión, lo que ya trae aparejado un gran movimiento de personas locales y extranjeras. Esto hace más interesante la conformación de la población fija o temporaria de Buenos Aires.

Por las razones mencionadas anteriormente y por muchas otras también, podemos afirmar que la ciudad de Buenos Aires es uno de los puntos geográficos de Argentina más elegidos para organizar eventos. La variedad de eventos que se organizan es demasiado amplia como para mencionar todas en un solo artículo, pero a continuación vamos a detallar algunas características de la ciudad que invita a organizarlos en ella.

Por un lado están los eventos que organiza el propio gobierno de la ciudad, los cuales tienen un precio diferencial para las entradas o son totalmente gratuitos. Por otro lado, están los salones, hoteles, lugares históricos, etc., en donde se organizan eventos privados.

Sin dudas, hoy en día los hoteles son los espacios que alojan la mayor cantidad de eventos, ya que ofrecen una gran cantidad de ventajas. En primer lugar, los hay de diferentes categorías y precios. Además, tienen salones equipados para dar conferencias, organizar lanzamientos de productos, celebrar los éxitos empresariales, etc. El equipamiento puede estar incluido dentro del servicio, o quizás el cliente deba contratar sus propios servicios audiovisuales, lo que en Buenos Aires no es un problema por la gran variedad de profesionales de este sector que se pueden encontrar con facilidad.

Sin dudas, hoteles como representantes de la industria turística y los eventos que se organizan en la ciudad están estrechamente relacionados y podemos decir que juntos prestan un excelente servicio a turistas y clientes que necesitan organizar un evento.

Lugares emblemáticos o históricos en alquiler

En la actualidad, no solo se puede organizar un evento en un salón tradicional o en un hotel. La oferta se expande hasta algunos edificios históricos y museos, como los jardines del Museo de Arte Decorativo, el patio trasero del Cabildo y el Museo Sarmiento, entre otros. Naturalmente, organizar un evento en un salón o jardín de uno de los tantos palacios o edifico históricos que hoy son museos en la ciudad capital puede ser una experiencia fascinante. El objetivo del gobierno de la ciudad de Buenos Aires es, según las palabras de sus representantes, recaudar dinero para la cultura. Para estos lugares tan especiales, también hay que obtener detalles adicionales sobre las instalaciones para decidir qué servicios adicionales hay que contratar, delimitar los espacios para desarrollar las actividades, y quizás contratar una empresa de sonido para eventos, entre otras cosas.