Qué servicios se contratan en la industria hotelera

Los servicios que les prestan los hoteles a sus huéspedes no siempre se generan en el mismo hotel, y lo mismo sucede con los servicios que necesita el hotel para funcionar apropiadamente. La tercerización es muy frecuente en esta industria y este método le ha dado muy buenos resultados a los operadores hoteleros.

Los primeros servicios de outsourcing que comenzaron a utilizarse para obtener más rapidez y mejor calidad fueron los de lavandería, limpieza y seguridad. Asimismo, las empresas que los brindan fueron optimizando sus prestaciones para mejorar su competitividad cuando vieron que el mercado crecía, lo que fue beneficioso para los hoteles y para las empresas de outsourcing.

Con la tercerización los hoteles comenzaron a concentrarse más en el desarrollo de su propio negocio, lo que hoy en día continúa sucediendo gracias a los nuevos servicios que se pueden derivar. Por ejemplo, los huéspedes que buscan los mejores tratamientos de estética en Buenos Aires o en cualquier otra parte del país, hoy no necesitan salir de sus hoteles, ya que pueden encontrar lo que necesitan en las mismas instalaciones en las que se alojan.

Vender experiencias

Uno de los objetivos que tiene la industria hotelera en la actualidad es dejar de vender estadías en sus habitaciones para ofrecer experiencias. El camino a este objetivo no ha sido nada fácil, ya que incluyó muchos cambios en la forma de hacer negocios, y en los servicios que los hoteles necesitan para cumplirlo. Las modificaciones comenzaron en las áreas comunes, los lobbies se hicieron más funcionales y los espacios compartidos se convirtieron en lugares de ocio y de trabajo.

El cross-selling es una de las herramientas que los hoteles utilizan cuando se asocian con otras empresas para que los huéspedes puedan consumir una gran variedad de productos, que van desde un espacio en donde se ofrezcan servicio de wellness, hasta una tienda de delicatesen para degustar las delicias locales en sus habitaciones. Los servicios de bienestar (wellness) merecen una mención especial, ya que son los de los más buscados por las nuevas generaciones de huéspedes.

Los tratamientos de estética y belleza están incluidos en estos servicios de bienestar y son los más buscados por los clientes que no solo llegan al hotel por trabajo o vacaciones, sino que quieren disfrutar de cada momento libre para sentirse bien. En general, estos servicios se tercerizan y en muchas oportunidades los brindan grandes nombres dentro del mundo de la estética a través de tratamientos actualizados y sofisticados, como por ejemplo, la terapia HIFU o los tratamientos con punta de diamantes.

Los huéspedes hoy tienen la posibilidad de vivir una experiencia diferente en los hoteles debido a la gran cantidad de servicios innovadores que agregan los operadores a través de los servicios tercerizados de gran calidad. La industria no solo trata de adaptarse a los cambios sociales, sino que también quiere imponer sus propias ideas para brindar más confort a los clientes.