La búsqueda de la salud y el bienestar también atraen el turismo

Mantenerse en calma y continuar. Esa es la principal motivación de un segmento de viajantes en todo el mundo que buscan experiencias que aporten tranquilidad y paz como sus principales características. Esta tendencia se inclina por los paisajes naturales y zonas alejadas de las grandes ciudades y los ruidos, servicios de spa y centros de relajación, comidas saludables y espacios verdes y amplios.

En todo el mundo, proveedores de alojamiento y paquetes de viajes ofrecen distintas propuestas originales, destinadas a brindar prestaciones relacionadas con estas particularidades y gustos. Las actividades brindadas van desde clases de yoga, retiros y meditación, hasta menúes con ingredientes cien por ciento orgánicos.

Otra vertiente de esta misma inclinación es el turismo de salud, enfocado íntegramente en ofrecer tratamientos de belleza y bienestar para el cuerpo y las emociones. La Argentina ocupa el quinto lugar en turismo médico en Latinoamérica, de acuerdo al Medical Tourism Index. México, Panamá, Costa Rica y Colombia ocupan los primeros 4 lugares.

Las intervenciones de este tipo en todo el mundo llegaron en 2017, a 55 millones de personas aproximadamente. El 60% de ellas optaron por servicios de bienestar; dentro de este número, un 38% eligió un procedimiento estético y un 62% por procedimientos curativos.

Estas propuestas y tendencias abarcan desde intervenciones de la medicina homeopática, pasando por la medicina ayurveda, hasta la medicina tradicional. Todos los aspectos y conocimientos tienen su espacio en diferentes ideas y planes específicos, destinados a los hombres y mujeres que aspiran a este tipo de vivencias.

Las razones de este verdadero boom en esta área del turismo pueden encontrarse en varios aspectos. En primer lugar. la calidad de servicio de nuestro país, cuyos profesionales y centros de formación gozan de gran prestigio en todo el mundo, gracias a su efectividad; por otro lado, la innovación y la tecnología disponibles se encuentran en el mismo nivel que la de los países desarrollados.

Asimismo merece un párrafo aparte la amabilidad y el trato que suele brindar todo el personal involucrado en un procedimiento médico, enfermeros, asistentes y administrativos se destacan por su cordialidad y calidez.

Por supuesto, no puede dejar de mencionarse la diferencia de costos con respecto a los grandes centros mundiales como los Estados Unidos, China o Reino Unido, debido a la diferencia causada por el precio del dólar, como otro incentivo fundamental. A esto se suma que muchos servicios son gratuitos en los hospitales locales, a diferencia de lo que ocurre en otros países, donde el derecho a la salud no siempre es gratuito.

Como complemento de esta situación hay que considerar la calidad, idoneidad, acceso y profesionalización de la oferta, en lo relacionado con los medicamentos y remedios que se usan en los diferentes tratamientos. Ya sea a través de la producción en laboratorios industriales como en farmacias magistrales, todos estos insumos están disponibles en su mejor forma y a tono con las tendencias y exigencias de calidad mundial.

En definitiva desde la primera persona que toma contacto con un paciente, pasando por los insumos y remedios, hasta la tecnología vigente, todos los niveles de estos procesos gozan y ofrecen la mejor versión posible.