En el hotel… como en casa

¿Qué evalúan los turistas a la hora de elegir un hotel? Frente al momento de elegir un alojamiento los huéspedes miran al detalle los servicios incluidos y características de las instalaciones. Aunque solo después de su estadía podrán hacer la valoración si realmente el servicio ofrecido cumple con las expectativas y resulte ese hotel verdaderamente recomendable.

De entre las cosas que hacen a la calidad de un hospedaje como punto principal se encuentra la limpieza e higiene del lugar y del personal. Es de las características y servicios más valorados por los turistas. Es muy importante mantener este aspecto impecable. La pulcritud y la limpieza del establecimiento deben ser muy cuidadas para que el cliente logre sentirse como en casa. Este trabajo incluye todo lo inherente al mantenimiento y aseo hasta el más mínimo de los detalles. Desde los espacios comunes hasta la última toalla. Se debe estar atento a la limpieza de todas las áreas del hotel, y de la correcta pulcritud y presentación de su personal.

Visitamos a Cleanmanagers, una empresa dedicada al servicio de limpieza profesional e integral, para conversar con ellos acerca la importancia de la limpieza y la higiene en busca de la calidad y el bienestar de clientes, y de su personal dentro de un establecimiento.

Al ingresar todo debe estar reluciente, se debe percibir organización, confort y perfumes agradables. Es importante sentir los ambientes ventilados, limpios y cuidados. Se debe procurar constante mantenimiento y conservar la higiene general adecuada para que el pasaje no solamente se sienta a gusto sino protegidos. La limpieza del lugar es fundamental para determinar un servicio de calidad, es un factor esencial que marcará la imagen del hotel. De no lograrse establecer estas medidas, la estadía del turista se verá malograda y generará insatisfacción en el cliente y en consecuencia, una crítica desfavorable para el hotel.

En diálogo con la mencionada firma especializada en limpieza, nos cuentan cómo implementar medidas de higiene adecuadas en establecimientos de alta concurrencia y no defraudar a los clientes. En el link de a continuación http://www.cleanmanagers.com/limpieza-oficinas/ se puede observar una serie de servicios y opciones personalizadas que ofrece esta empresa para satisfacer cada requerimiento según la necesidad.

Uno de los aspectos en el que más repara un pasajero cuando se aloja en algún hospedaje, es en la limpieza e higiene del lugar. Y este punto es indistinto a la categoría del hotel. Para que todos los detalles se mantengan en óptimas condiciones se debe ser riguroso con el cumplimiento de cada procedimiento que haga posible este resultado en forma exitosa. Siguiendo cada paso que pueda garantizar y conservar el ambiente limpio e higiénico.

Un hotel debe ofrecer hospitalidad, para ellos es necesario hacer hincapié tanto en el desarrollo del negocio en términos económicos como en calidad de servicio.

Ambos valores van de la mano para servir y satisfacer al cliente. Pendientes de la atención para cubrir las necesidades de los huéspedes.

Cuidar la imagen de las instalaciones del hotel para que el cliente lo disfrute. Trabajar sobre la premisa de valorar y respetar, para prevenir y garantizar. Accionar respondiendo acorde al cliente lo requiera, ofreciendo un servicio de excelencia en calidad. Darán como resultado clientes contentos, placenteros y agradecidos por el confort, limpieza e higiene. Todo esto sumado a la buena atención marcará la diferencia para que el negocio sea exitoso.

Hoteles inteligentes: la informática como herramienta esencial para el crecimiento

No es ninguna novedad si decimos que la informática es una herramienta esencial para cualquier empresa vinculada al sector del turismo, pero en los tiempos que corren, donde la elección de un hotel pasa casi exclusivamente por la web, el asunto se vuelve un poco más complejo. Para dar cuenta de las siguientes recomendaciones hemos dialogado con el equipo de Znet, dedicado a brindar servicios IT, quienes nos han aclarado el panorama en algunos puntos fundamentales.

 

La velocidad lo es todo. No me refiero a los equipos que se utilicen en el hotel, sino más bien en el tiempo de respuesta para cada situación determinada. Una consulta hecha a través de la web, hace diez años, requería un ida y vuelta a través del correo electrónico, en donde se informaba al cliente respecto de nuestros servicios. Hoy, el juego ha cambiado radicalmente, y es necesario estar a la altura del desafío para poder subsistir.

 

Incluso cuando hablamos de hostels u hoteles pequeños se necesita contar con una infraestructura informática que nos permita actuar en tiempo y forma. Temas tales como las reservas online, consultas de clientes, manejo de redes sociales, coordinación de recorridos y tours, entre otros, ponen en evidencia la enorme importancia de trabajar de forma articulada desde el hotel para satisfacer todos esos requerimientos, y eso se consigue únicamente a través de la tecnología y un plan estratégico de desarrollo.

 

El verdadero problema, en todo caso, surge a partir de los inconvenientes que puedan aparecer en relación a nuestros sistemas. En este punto se recomienda asesorarse con alguna empresa IT, la cual nos ayudará a exprimir al máximo nuestros recursos actuales. (En este link se puede encontrar algo de información sobre consultoras de sistemas: https://www.z-net.com.ar/consultora-sistemas).

 

También se recomienda que el manejo de nuestro hotel en internet recaiga sobre alguien capacitado para tal objetivo. En una escala menor, la administración de sus redes sociales, e incluso la atención de consultas online, pueden ser efectuadas por su personal, pero en determinadas circunstancias se aconseja que este trabajo sea realizado por un experto, sobre todo si sus intenciones apuntan al crecimiento, y no únicamente a la supervivencia.

 

Esto adquiere mayor importancia cuando el hotel cuenta con un servicio de tours que requiera ser coordinado a diario. En este contexto, la informática no puede asumirse como un factor de riesgo más, sino como una herramienta que debe estar permanentemente aceitada. Las formas de lograr este fin son muchas, y muy variadas, pero todas dependen del trabajo responsable y de una estrategia comercial con objetivos claros.

 

Tal como vemos, la informática es esencial para el crecimiento de un hotel, en especial cuando la relación con el cliente, tanto con aquel que no nos conoce como en relación a los que ya han confiado en nosotros en el pasado, transita casi exclusivamente a través de internet. En este contexto, las opciones no son muchas realmente, y todas apuntan a la profesionalización de un área que, año tras año, se volverá incluso más determinante que en el presente.

Cuidado: qué comemos cuando viajamos

A la hora de viajar solemos prestar mayor atención en la calidad y variedad de lo que ingerimos. Solemos acentuar el cuidado cuando estamos fuera de casa y no somos nosotros los que compramos lo ingredientes y cocinamos nuestros propios platos. Es un punto importante de preocupación que afecta mucho a los turistas, el hecho de asegurarse de la salubridad, el origen y los procesos de lo que se vaya a consumir.

El hincapié en este punto no es tanto por cuidar la silueta sino por miedo a que alguno de los alimentos no esté en buen estado. Incluso últimamente se ha puesto de moda encontrar propuestas turísticas basadas en circuitos gastronómicos y estas son muy consumidas por los viajeros.

Es muy común que durante las temporadas altas proliferan las propuestas, los puestos y locales gastronómicos solamente por ese periodo, algunos sin mucha experiencia e incluso la mayoría no pasan por controles bromatológicos. Tuvimos la oportunidad de conversar con empresarios gastronómicos de Mastercook que nos explican cuán rigurosas deberían ser las inspecciones de calidad cuando nos referimos a consumo de alimentos.

Todos estos son espacios gastronómicos en su mayoría temporarios que se instalan con mucha rapidez y en muchos casos en forma precaria algunos solo para venta de productos alimenticios y otros cocinan y sirven ahí mismo. Son locales que al final de la temporada se desmantelan y desaparecen con la misma rapidez con las que fueron montados. Todas estas cuestiones ponen en tela de juicio la calidad de los alimentos que sirven, los procedimientos de manipulación, las condiciones de conservación, la higiene de las instalaciones. Como resultado potencial peligro para los consumidores. Es muy usual escuchar que viajeros contraen ciertas infecciones estomacales producto de la ingesta de comidas y/o bebidas en mal estado.

Mastercook, la empresa con la que pudimos dialogar acerca de las garantías de calidad y salubridad de alimentos, nos compartió algunos consejos a tener en cuenta a la hora de comer, comprar y consumir comidas y bebidas. Los expertos de esta empresa argentina que ofrece servicios como los que podés ver en el siguiente link http://www.mastercook.com.ar/servicio-viandas, sugieren las siguientes recomendaciones a tomar en cuenta y recordar estando fuera de casa o de viaje.

Los alimentos a consumir deben estar bien cocidos y los crudos comprobar que estén bien lavados. De elegir algún alimento crudo preferentemente que sea fruta o verdura y que no esté previamente cortada ni pelada. No comprar alimentos que hayan estado a simple vista expuestos a altas temperaturas bajo los rayos del sol, ni productos que no contengan etiquetas ni fechas de elaboración y vencimiento. Tomar bebidas envasadas y cerradas que hayan sido enfriadas en refrigeradores. No utilice hielo adicional en las bebidas, nadie puede garantizar que el agua con el que esté hecho el hielo sea potable. Y por supuesto no consumir agua que no sea mineral, nunca y en ningún lugar es recomendable ingerir agua directamente de las canillas.

Todos estos consejos sumados a los hábitos comunes como el lavado de manos antes de las comidas asegurará una buena experiencia durante el viaje y evitará contratiempos inoportunos.